BLANCANIEVES Y LOS SIETE ENANITOS (1937)

1937 SD

La madrastra de Blancanieves, la Reina, sentía envidia de la belleza de ésta, por lo que la vestía con harapos y la obligaba a trabajar como sirvienta. De modo que, un día, decidió deshacerse de ella, así que ordenó a un cazador que la llevase al bosque para matarla, llevándole el corazón de ésta como muestra de que la había matado. Pero el cazador, incapaz de cometer ese asesinato, la dejó escapar llevándole a la reina un corazón de jabalí. Entonces, Blancanieves consiguió salvarse y se refugió en la cabaña de los siete enanitos. A pesar de todo, la madrastra consiguió encontrarla y envenenarla con una manzana hechizada, que la sumió en un profundo sueño del cual solo podría ser despertada con un beso de amor verdadero.

Contenido relacionado